La traducción y el SEO: dos factores esenciales en el posicionamiento

La traducción y el SEO

En la actualidad, que un sitio e-commerce esté traducido a los idiomas más hablados del mundo cobra una importancia trascendental. Y muy especialmente si lo que se pretende es vender productos a la mayor cantidad de países posible.

En este orden de cosas, la traducción y el SEO (Search Engine Optimization) son dos factores esenciales que han de estar estrechamente ligados a la hora de posicionar el contenido de un sitio web.

Vale decir que si no te sientes capaz de hacer las traducciones por ti mismo, no te preocupes, siempre puedes recurrir a los servicios de una agencia de traducción especializada en SEO para que te ayude a aumentar el volumen de tus ventas.

¿Qué es la traducción SEO y cuál es su importancia?

Cuando hablamos de traducción SEO nos referimos exactamente al tipo de traducción pensada para posicionar un determinado contenido de forma orgánica. Y esta traducción no solo es útil para tiendas online sino que también cobra gran importancia en sitios web divulgativos, de juegos, directorios temáticos y un largo etcétera.

La traducción de documentos o de textos se lleva a cabo definiendo las palabras clave específicas para cada versión idiomática del sitio e-commerce que deseamos posicionar. Y no solo se realiza poniendo atención a las keywords sino que también se ha de poner especial énfasis en la redacción del contenido para optimizarlo el máximo posible en el idioma del usuario al que queremos llegar.

¡Definamos las palabras clave!

Antes de comenzar a redactar cualquier documento, contenido o descripción de un producto hemos de definir las palabras clave que constituirán la base de la traducción SEO.

No solo hablamos de definir cada uno de los términos de forma individual, sino que hemos de tener muy presentes las palabras de búsqueda que utilizan los usuarios en su idioma. De esta forma alcanzaremos más interesados en nuestros contenidos o productos y les facilitaremos la llegada hasta nuestro sitio.

De muy poco o nada sirve lograr posicionarnos en los términos correctos si nuestros potenciales clientes no los usan en sus búsquedas. 

Para posicionar un contenido con el lenguaje natural del usuario hace falta mucho conocimiento del idioma, creatividad e ingenio para reconocer las variantes idiomáticas más utilizadas. Por ejemplo, de nada sirve posicionar en Argentina “Cómo limpiar una encimera” si la palabra más utilizada es “mesada”. En definitiva, si no traducimos de la forma más precisa posible, solo conseguiremos llegar a las personas equivocadas.

Existen varias herramientas online gratuitas o de pago que nos ayudarán a encontrar las mejores frases clave para el contenido que deseamos posicionar. Entre ellas podemos mencionar a  Google Keyword Planner, Ahrefs, SEMrush, Moz, Keywordtool.io, Scrapebox, WordStream, Bing o Keyword Discover, entre otras.

¿Cómo conocer las palabras clave más utilizadas?

Una buena opción es utilizar Google Trends para encontrar cuáles son las tendencias de búsquedas más populares de los usuarios. Con esta herramienta podremos conocer qué palabras tienen un mayor número de búsqueda por países, zonas y épocas del año.

Eso sí, ten en cuenta que Google es muy popular en España, pero en otros países también son relevantes otros motores de búsqueda tales como Yahoo!, Bing, Ask o Baidu.

En definitiva, tanto las búsquedas del usuario como los contenidos que ofrecemos han de estar en total concordancia entre sí. Es por este motivo que la traducción y el SEO cobran  especial importancia a la hora de posicionarnos en las SERP’s.